Marmota almohada cervical

¿Cuanto te quieres gastar?

MARMOTA - Almohada Cervical para Aliviar Dolores de Cuello,

MARMOTA - Almohada Cervical para Aliviar Dolores de Cuello,

Ver precio Más info
MARMOTA - Almohada Original de Viscoelástica Exclusiva, Ada

MARMOTA - Almohada Original de Viscoelástica Exclusiva, Ada

Ver precio Más info
MARMOTA - Almohada Mini de Viscoelástica para Llevar de Via

MARMOTA - Almohada Mini de Viscoelástica para Llevar de Via

Ver precio Más info
MARMOTA - Almohada Kids, Suave, Envolvente y Sin Cremallera,

MARMOTA - Almohada Kids, Suave, Envolvente y Sin Cremallera,

Ver precio Más info
MARMOTA - Almohada Premium, Suave, Adaptable, Envolvente y T

MARMOTA - Almohada Premium, Suave, Adaptable, Envolvente y T

Ver precio Más info
Luxureal Contour Almohada Viscoelastica, Almohadas Cervicale

Luxureal Contour Almohada Viscoelastica, Almohadas Cervicale

Ver precio Más info
Almohada Nucleo 100% Viscoelastica | Libera Presion Cervical

Almohada Nucleo 100% Viscoelastica | Libera Presion Cervical

Ver precio Más info
Todocama Almohada viscoelástica Aloe Vera (Pack de 2 Unidad

Todocama Almohada viscoelástica Aloe Vera (Pack de 2 Unidad

Ver precio Más info

El tipo más habitual de almohada cervical es la que tiene bordes superiores y redondeados.

La mejor almohada para el reposo es aquella que garantiza la mejor adaptabilidad y durabilidad tras el uso continuado.

Las almohadas de agua tienden a ser recomendadas por ciertos fisioterapeutas ya que usan el agua para hacer tu propio nivel de consistencia y apoyo a medida.

Mide bien la almohada que usas ahora y calcula las dimensiones que serían aceptables para tu novedosa almohada.

Dormir boca arriba. De hecho, algo tan sencillo como reposar con la espalda completamente apoyada sobre la cama es fundamental para permitir que la columna vertebral descanse adecuadamente.

Si deseas conseguir un reposo reparador a lo largo de las noches, la almohada cervical es la opción mejor. Cuidarás de tu cuello, hombros y espalda.

No posee bastante sentido obtener la mejor que encuentres si después vas a emplearla sobre un mal colchón o un somier horrible.

Para conseguir descansar bien la anchura de la almohada no debe superar el ancho de los hombros.

Enhorabuena, creemos que vas a efectuar una inversión magnífica que merece la pena valorar con bastante detenimiento.

Una almohada bastante dura puede ocasionar posiciones forzadas del cuello al reposar provocando molestias, sobre todo en la región cervical.

Toma nota: para evitar que penetre la mugre, lava la funda por lo menos una vez por mes y cambia las sábanas cada diez días como máximo.

Algunas almohadas cervicales en forma ondulada no son recomendables para dormir boca abajo.