La mejor almohada cervical

¿Cuanto te quieres gastar?

BedStory Almohada Cervical 60x40cm Almohada Viscoelastica Ge

BedStory Almohada Cervical 60x40cm Almohada Viscoelastica Ge

Ver precio Más info
Misiki Almohada Viscoelastica, Almohada Cervical para Relaja

Misiki Almohada Viscoelastica, Almohada Cervical para Relaja

Ver precio Más info
Power Of Nature Almohada Viscoelastica, Almohada Cervical co

Power Of Nature Almohada Viscoelastica, Almohada Cervical co

Ver precio Más info
KUVOCA Almohada Viscoelastica Almohada Cervical con Memoria

KUVOCA Almohada Viscoelastica Almohada Cervical con Memoria

Ver precio Más info
SABANALIA - Almohada Cervical Viscoelastica Aloe Vera (Dispo

SABANALIA - Almohada Cervical Viscoelastica Aloe Vera (Dispo

Ver precio Más info
KUVOCA Almohada Cervical Viscoelastica Almohada Espuma de Me

KUVOCA Almohada Cervical Viscoelastica Almohada Espuma de Me

Ver precio Más info
Almohada Cervical Viscoelástica de Gel con Espuma de Memori

Almohada Cervical Viscoelástica de Gel con Espuma de Memori

Ver precio Más info
Miouldram Cervical - Almohada ergonómica de espuma viscoel

Miouldram Cervical - Almohada ergonómica de espuma viscoel

Ver precio Más info

Reduce el dolor de cuello y espalda, gracias al correcto soporte de la columna y de las vértebras cervicales.

Mientras que duermes estas almohadas cervicales mejoran la posición y sostienen el cuello alineado con la cabeza

La una gran parte de los dolores de cuello mejoran con el tiempo y tomando algunas medidas fáciles

La primordial función de la almohada es asegurar una adecuada postura de la columna donde los músculos estén relajados y favorezca el fluído de aire al respirar y un buen reposo.

Si una almohada está muy hundida, es bajísima, bastante alta, tiene poco o exceso de relleno, puede acarrear graves problemas para la salud.

Más allá de que no poseas problemas cervicales, estas almohadas evitan la aparición de exactamente los mismos además de dar otros beneficios

Para los que duermen boca arriba, es suficiente con cerciorarse de que la parte de atrás de la cabeza está bien apoyada sobre la almohada cervical.

Al emplear estas almohadas vas a reducir en gran medida los dolores de cuello y espalda, en ciertos casos, hasta el cefalea.

Cuando vas a elegir una almohada tienes que saber cuál es la que mejor se amolda a tus movimientos, tu cabeza y postura.

En todo caso y frente a la duda, antes de realizar la compra consulta con tu médico de cabecera o traumatólogo.

La solidez va al gusto del consumidor, como siempre y en todo momento. Sin embargo, se puede destacar que la viscoelástica frecuenta tener una firmeza media.

De igual manera que en el momento en que vamos a escoger un colchón debemos dedicar unos minutos a reflexionar y comprender cuáles son nuestras necesidades al dormir.