Almohada cervical meradiso

¿Cuanto te quieres gastar?

Netpill - Almohada cervical para casa y oficina en casa I In

Netpill - Almohada cervical para casa y oficina en casa I In

Ver precio Más info
Todocama Almohada viscoelástica Aloe Vera (Pack de 2 Unidad

Todocama Almohada viscoelástica Aloe Vera (Pack de 2 Unidad

Ver precio Más info
Seasons-Pack 2 almohadas viscoelasticas 70 cms, Antiácaros

Seasons-Pack 2 almohadas viscoelasticas 70 cms, Antiácaros

Ver precio Más info
Amazon Brand - Umi Almohada Viscoelástica Almohada Cervical

Amazon Brand - Umi Almohada Viscoelástica Almohada Cervical

Ver precio Más info
Levesolls Almohada Viscoelastica Almohada Espuma de Memoria

Levesolls Almohada Viscoelastica Almohada Espuma de Memoria

Ver precio Más info
UTTU Almohada, Almohada con Altura Ajustable, Almohada de Di

UTTU Almohada, Almohada con Altura Ajustable, Almohada de Di

Ver precio Más info
Medipaq - Almohada Viscoelástica Media Luna – Almohada Ce

Medipaq - Almohada Viscoelástica Media Luna – Almohada Ce

Ver precio Más info
Almohada con relleno de espuma viscoelástica y partículas

Almohada con relleno de espuma viscoelástica y partículas

Ver precio Más info

La mayoría de las fibras que se emplean al fabricar almohadas cervicales es 100% poliéster.

El tamaño de la almohada también es importante, ya que para conseguir el mejor reposo no ha de ser bastante ancha ni demasiado alta.

Recordemos que la principal diferencia que distingue a una almohada cervical de una almohada común y corriente es el acompañamiento que brindan a la columna vertebral a la hora de dormir sobre la espalda y de lado.

Para que una almohada sea correcta para el reposo es fundamental que se ajuste a nuestra cabeza y asegure una adecuada alineación del cuello y la columna.

La mejor almohada para el reposo es aquella que garantiza la mejor adaptabilidad y durabilidad tras la utilización continuado.

Al utilizar estas almohadas vas a achicar en buena medida los dolores de cuello y espalda, en algunos casos, hasta el dolor de cabeza.

Elimina el estrés y las tensiones musculares acumuladas a lo largo del día.

Si una almohada está muy hundida, es muy baja, demasiado alta, tiene poco o exceso de relleno, puede conllevar arduos problemas para la salud.

Como es natural la posición en la que duermas es esencial para comprender qué almohada seleccionar.

Mide bien la almohada que empleas en este momento y calcula las dimensiones que serían aceptables para tu novedosa almohada.

Los especialista apuntan que, siempre, a la hora de escoger una almohada debes tener en cuenta la postura donde duermes.