Almohada cervical gel frio calor

¿Cuanto te quieres gastar?

Bamibi® Almohada Cervical Ortopédica Terapéutica Viscoel

Bamibi® Almohada Cervical Ortopédica Terapéutica Viscoel

Ver precio Más info
Saco Térmico Semillas MaxiCervical - Almohada Cuello para C

Saco Térmico Semillas MaxiCervical - Almohada Cuello para C

Ver precio Más info
Selldorado® 2X Compresas frías y Calientes Premium de Mate

Selldorado® 2X Compresas frías y Calientes Premium de Mate

Ver precio Más info
Saco Térmico Semillas - Saco Semillas Microondas Grande (80

Saco Térmico Semillas - Saco Semillas Microondas Grande (80

Ver precio Más info
NESAILA Almohadas Viscoelastica, Almohada Gel con Gel Refres

NESAILA Almohadas Viscoelastica, Almohada Gel con Gel Refres

Ver precio Más info
Saco Térmico Semillas Cervical - Almohada Cuello para Calen

Saco Térmico Semillas Cervical - Almohada Cuello para Calen

Ver precio Más info
Almohada Cervical Viscoelástica de Gel con Espuma de Memori

Almohada Cervical Viscoelástica de Gel con Espuma de Memori

Ver precio Más info
Queraltó Rapid Relief compresa reutilizable, bolsa frío ca

Queraltó Rapid Relief compresa reutilizable, bolsa frío ca

Ver precio Más info

Para aquellas personas que cambien de situación durante el sueño hay almohadas con diseños ajustados.

Es esencial que elijas aquella almohada que se le logre retirar su funda, ya que estas son más higiénicas.

El reposar con una alineación correcta puede contribuir a impedir dolores de cabeza, de espalda y muy específicamente, de cuello.

Una almohada cervical gel frio calor se ha diseñado pensando en hallar una posición que haga mucho más fácil el descanso.

Una almohada demasiado dura puede provocar situaciones forzadas del cuello al dormir provocando molestias, más que nada en la zona cervical.

Si la almohada es incómoda o genera mal o rigidez en cuello y hombros, es hora de obtener una almohada diferente.

A la hora de escoger la almohada debemos tomar en consideración cuáles son nuestras pretensiones de ergonómicas.

El material que recubre la almohada debe ser sedoso, despacio, transpirable y confortable.

Mira que la altura de tu nueva almohada cervical te sea cómoda. Dependerá de distintas causantes físicos, como tu peso o estatura.

La manera en la que duermes puede ser la causa de tu mal de cuello además del tipo de almohada que uses.

Una almohada rellena de espuma puede contribuir a ofrecer soporte al cuello y la cabeza mientras que duermes.

Si quieres conseguir un descanso reparador durante las noches, la almohada cervical es la opción mejor. Cuidarás de tu cuello, hombros y espalda.