Almohada cervical de viaje para niños

¿Cuanto te quieres gastar?

Samsonite Global Ta Disney Microbead Almohada de Viaje, 32 c

Samsonite Global Ta Disney Microbead Almohada de Viaje, 32 c

Ver precio Más info
Almohada de Viaje Viscoelástica de Espuma de Memoria, cojí

Almohada de Viaje Viscoelástica de Espuma de Memoria, cojí

Ver precio Más info
FAMKIT Almohada en forma de U para el cuello de la ayuda del

FAMKIT Almohada en forma de U para el cuello de la ayuda del

Ver precio Más info
Medi Partners Almohada cervical para niños 100% algodón Mi

Medi Partners Almohada cervical para niños 100% algodón Mi

Ver precio Más info
Ben Bat - Reposacabezas Coche Niño - Almohada Cervical Amig

Ben Bat - Reposacabezas Coche Niño - Almohada Cervical Amig

Ver precio Más info
ABC PARTS Patrulla Canina LPC110 Almohadilla Cervical Niño

ABC PARTS Patrulla Canina LPC110 Almohadilla Cervical Niño

Ver precio Más info
SIGIKID 39438 - Cojín Cervical para niños y niñas (a Part

SIGIKID 39438 - Cojín Cervical para niños y niñas (a Part

Ver precio Más info
Almohada de Viaje, Almohada para Cuello Viscoelástica de Es

Almohada de Viaje, Almohada para Cuello Viscoelástica de Es

Ver precio Más info

Al emplear estas almohadas vas a reducir en gran medida los dolores de cuello y espalda, en algunos casos, hasta el cefalea.

En el momento en que la carencia de descanso no es puntual y se prolonga varios días, puede producir ciertos problemas relacionados con la salud.

Las almohadas cervicales de viscoelástica o látex tienen una vida útil de cuando menos 4 años si se utilizan y se cuidan bien.

Si la almohada es demasiado gruesa hace que el cuello quede mucho más elevado y por tanto se duerma en una posición obligada, que puede dar inconvenientes a la larga.

Si afortunadamente disfrutas de buena salud, te encantará probar las bondades de la almohada cervical.

Aunque lo recomendado es dormir de lado o en situación fetal, cada individuo tiene sus posiciones en el momento de reposar.

La mayoría de los «capítulos» de mal agudo de cuello se deben a pequeños desgarres musculares o en ligamentos y tendones.

De igual manera que cuando vamos a seleccionar un colchón debemos dedicar unos minutos a pensar y comprender cuáles son nuestras pretensiones al dormir.

Una almohada debe ser fácil de adecentar, que no se estropeen de forma fácil y que la calidad y características perduren el mayor tiempo viable.

También es la indicada para todos los que sufren dolores o molestias en el cuello.

Si una almohada no se acomoda a nuestras pretensiones puede perjudicar la calidad del sueño.